Espiritualidad Vida Sana

Así resuelven los conflictos las personas asertivas

A diferencia de lo que se pueda pensar, una persona asertiva está muy lejos de ser una persona egocéntrica o penosa, se caracterizan por ser resolutivas, mediadoras que buscan bajar las tensiones existentes a causa de un problema o conflictos.

Poseen la habilidad de hacerse respetar sin ofender. Manifiestan un control funcional de sus emociones que le permiten ir más allá de los conflictos.

Una comunicación asertiva es la mejor forma de crear vínculos sanos. Aunque parece que a loa hora de aplicarla muchos nos hacemos de la vista gorda y seguimos repitiendo patrones que no aportan soluciones efectivas. 

Para lograr ser una persona asertiva debemos establecer una conexión fuerte entre nuestra mente y las acciones que  realizamos. Controlar nuestros impulsos es parte importante en esa transformación hacia una persona asertiva.  Se debe dominar el actuar para poder tomar las decisiones racionales que nos ayuden a superar los problemas de manera rápida.

Claves que usan las personas asertivas para resolver los conflictos

 A continuación detallaremos algunas claves que te podrán ayudar a desarrollar un criterio asertivo que te permita resolver problemas de manera racional. Son estrategias que te ayudarán a crecer como persona.

Motivos que te determinan como persona

Este punto se le conoce como el amor propio, esto nos ayuda a identificar los valores y las cosas que no son negociables, que debemos proteger a capa y espada. Es la determinación que tenemos en nuestras acciones.

Nuestra dignidad no debe ser pisoteada por nadie. La historia personal, experiencias que se aprenden con el tiempo no deben ser menospreciadas porque en ese conjunto de vivencias son las que hacen a la persona. Comentarios de tercero que intente difamar o ridiculizar, debe enterarse de una manera cordial que esa forma de actuar te disgusta y debes hacerte respetar.

Tu palabra vale, no tengas miedo de hablar

El “yo” muchas veces es un pronombre difícil de utilizar porque viene cargado de una responsabilidad, porque se asume las consecuencias. Sin embargo también transmite fortaleza, ya que aporta parte de nuestra energía y voluntad de hacer.

Las personas asertivas tienen la capacidad de hablar desde el “yo” expresando de manera clara sus sentimientos y emociones, entendiendo la fortaleza de sus palabras tanto para dar a conocer sus molestias o para poder aportar soluciones efectivas.

Describir los problemas de manera directa

Al resolver roces,  manejar conflictos entre un grupo de personas debemos tener precaución para no ir por caminos que no lleguen a la solución.  

Lo que se debe buscar es ser frontales, directos y guía como lo hace una persona asertiva. La clave para conseguir este objetivo es buscar siempre el epicentro del conflicto y buscar solventarlo, sin prestarle atención a las pequeñas cosas que no aportan nada a la solución.

Ser transparente es fundamental para evitar conflictos

Establecer una comunicación efectiva, fomenta la asertividad, expresar lo que queremos de manera clara y exigir lo mismo, es una de la forma más eficaz en convertirse en una persona asertiva. 

Fomentar una conversación dinámica que permita a las personas expresarse con el fin de llegar a una solución, es importante para alcanzar la meta que queremos.

Para finalizar hay que entender que una persona asertiva no es aquella que se doblega, ni la que busca pisotear al resto. Si no que es aquella persona que es capaz de encontrar el equilibrio, entre hacerse respetar sin agredir. 

Este camino es difícil de transitar, pero los resultados nos ayudarán llevar una vida plena, sin temor, con mucho amor propio y por el entorno que nos rodea. Pon en práctica estos consejos y transforma tu día a día.