Costa Rica, el primer país en cerrar los zoológicos y liberar a los animales
Animales ecologia Naturaleza

Costa Rica es el primer país del mundo en cerrar los zoológicos y liberar a los animales

 

La existencia de los zoológicos ha sido cuestionada desde hace décadas en todo el mundo debido al trato y condición de vida de los animales que residen en ellos.

Y es que no todos los zoológicos cuentan con los recursos humanos y monetarios para tareas básicas como el cuidado de los animales y acondicionamiento de los espacios.

Además muchos zoológicos recurren a la compra y traslado de las especies más exóticas provenientes de otras partes del mundo con el objetivo de atraer más público y aumentar así su fama. Una acción que normalmente representa un peligro para los animales al extraerlos de su hábitat natural.

Estas acciones han causado lentamente una modificación en la percepción de los zoológicos por parte de la ciudadanía y organizaciones. Quienes incluso han comenzado a sugerir un mejor manejo de estos centros o el cierre de los recintos que no son capaces de cuidar correctamente a los animales y se siguen lucrando con ellos.

Costa Rica: El primero del mundo en cerrar sus zoológicos estatales

Ante estos escenarios registrados en distintos recintos del mundo, el Gobierno de Costa Rica decidió marcar la diferencia y ordenó el cierre de sus zoológicos estatales en 2014.

Esta medida condujo al cierre progresivo del Parque Zoológico Simón Bolívar, establecido en el centro de su capital San José. Así como del Centro de Conservación, ubicado en el suburbio capitalino de Santa Ana. Ambos zoológicos llegaron a tener un promedio de 150.000 visitantes al año.

«Estamos mandando un mensaje al mundo. Queremos ser congruentes con nuestra visión de país que protege a la naturaleza» declaró en ese entonces la viceministra de Ambiente, Ana Lorena Guevara.

La reforma contempla la eliminación de las jaulas y la reubicación de los 400 animales que residían en estos zoológicos. Los cuales se trasladaron a centros de rescate y zoológicos privados del país.

A través de esta decisión, Costa Rica se convirtió en el primer país de todo el mundo en cerrar sus zoológicos estatales. Por su parte, el Gobierno indicó que espera que los turistas y locales aprendan a valorar la flora y la fauna en su ambiente natural.

Para ello el Simón Bolívar se convertirá en un jardín botánico, mientras que el Centro de Conservación será un parque natural urbano. Ambas estructuras contendrán en sus espacios diversas muestras de la biodiversidad de Costa Rica pero en un ambiente libre de jaulas y barrotes.  

Estos jardines botánicos también serán centro de investigación científica y permitirá  a visitantes y locales descubrir más sobre la increíble biodiversidad del país. Y es que Costa Rica es conocida por poseer más de 500.000 especies que representan un 6% del total de todo el planeta.