Sigmund Freud, la libido va más allá de lo sexual - Ignis Natura

Sigmund Freud, la libido va más allá de lo sexual

Mayormente las personas piensan que la libido es muy reduccionista, por lo que restringe el término a una interpretación más sexual.

Es ahí, donde Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, habla del concepto de una forma un tanto diferente. Se refirió al libido como un concepto mucho más amplio entre dos tipos de pulsiones: pulsión de vida y pulsión de muerte.

Al hablar de la pulsión de vida, esta hace referencia a todos aquellos impulsos que se generan gracias a los afectos o emociones. Por eso, somos invitados a enamorarnos y reproducirnos, permitiéndonos la conexión con los demás.

Freud decía que esto se encuentra muy asociado como se define el «Ello» o «yo», sin duda dos términos que serán explicados más adelante.

En lo que se refiere con la pulsión de muerte, se entiende como aquella que se opone a la vida o que supone desgaste para la misma. Encontrándonos con patrones de repetición que nos invitan a tropezarnos con la misma piedra.

El placer y la libido

El placer sexual y el libido son algo que se relaciona con facilidad, pero la realidad es que el placer va más allá.

Freud asegura que la libido está presente en lo que él definía como el Yo, superyó y ello. Cuando se refiere al ello, no es más que el principio del placer o lo que podemos considerar como placer intermedio.

Parte de esto dirige nuestro comportamiento de forma inconsciente en la búsqueda de deleite. El Yo es el que contiene la energía de la libido del Ello. Aunque se encarga de conseguir el placer siempre teniendo en cuenta la realidad.

libido

Aquí entra en juego el entorno, por lo que es posible que te apetezca una cerveza, pero quizás elijas una sin alcohol porque es más saludable.

Por último, el superyó es similar al yo, aunque le da una gran importancia a la moralidad. Teniendo interiorizado todas las normas y valores que residen en la sociedad y que e aprenden gracias al contacto e interacción con las personas.

Etapas del desarrollo psicosexual

La libido para Freud también se encuentra presente en las diferentes etapas del desarrollo del ser humano, pero de una forma diferente. En pocas palabras, la libido se expresa de una manera distinta dependiendo del estadio de desarrollo en la que nos encontremos:

  • Fase oral: se obtiene por medio de la boca.
  • Fase anal: controlado por el estínfer y defecación. Una actividad vinculada al placer sexual.
  • Fase fálica: placer se obtiene al orinar.
  • Fase latencia: aparece el pudor y vergüenza en la sexualidad.
  • Fase genital: llegada de la pubertad y madurez sexual.