Salud Vida Sana

Haz tu mismo alcohol de romero y quita la celulitis, várices, la gota y dolores musculares

El alcohol de romero para uso externo, es una forma tradicional fantástica de beneficiarse de las propiedades de esta planta. Es muy fácil de elaborar por uno mismo, y no el romero no es difícil de encontrar. Es importante elegir romero que no haya sido tratado con productos químicos y que crezca en buena tierra, no contaminada.

El alcohol de romero que se elabora en casa, generalmente no tiene nada que ver con el que se consigue en farmacias. Debido a que el que hacemos en casa será macerando directamente la planta, su potencia y propiedades se manifestarán en su máxima expresión.

Estas son algunas dolencias que puedes aliviar con el alcohol de romero:

  • Friegas en pecho y espalda contra gripes y resfriados.
  • Trastornos circulatorios, varices, pesadez de pierna
  • Contra la celulitis
  • Como relajante en la zona del cuello
  • Golpes y contusiones (que no sangren)
  • Dolores musculares, articulares, reumáticos, lumbalgia, torcedura.
  • Contra la caída del cabello.
  • Dermatitis seborreica.
  • En la gota.
  • Neuralgias.
  • Prevenir las úlceras de decúbito en las personas encamadas.
  • Para hacer masajes tonificantes.
  • En veterinaria, como antiparasitario y para evitar la caída del pelo.

Receta natural para preparar alcohol de romero en casa

Estos son los ingredientes que necesitas

Para elaborar este alcohol consigue: 

  • Una rama de romero fresco, con hojas y flores 
  • Alcohol para curar heridas 
  • Un envase de vidrio

Instrucciones:

Las hojas se meten en el frasco, cortadas o enteras. Luego coloca el alcohol y tapa el envase para dejar por 15 días aproximadamente. Es recomendable que sea guardado en un lugar oscuro. Puedes agitar el frasco cada 2 días, para lograr que la mezcla vaya quedando homogénea.

Luego de las dos semanas recomendadas, se filtra el alcohol con un colador y este líquido es el que servirá para comenzar a aplicarlo en las áreas afectadas por la celulitis. Antes de aplicarlo, la piel debe ser exfoliada para asegurarse que el producto será absorbido de manera más eficiente.

Modo de Aplicación

  • El alcohol de romero se aplica con motas de algodón. 
  • Los masajes deben realizarse de abajo hacia arriba. 
  • La piel debe quedar bien mojada con el líquido. 
  • No dejes ningún espacio sin masajear, recuerda la parte posterior de las piernas, debajo de los glúteos. 
  • Se deja actuar por unos diez minutos y luego se saca con abundante agua fría.

Si quieres mejorar los resultados, puedes colocarte crema hidratante al culminar el procedimiento. Cuando iniciamos este tipo de tratamientos, la perseverancia es la mejor compañera, así que no te desanimes cuando no veas resultados instantáneos. Mucha paciencia y optimismo. Rodéate de personas que busquen tus mismas metas para que te animen cuando te sientas mal.

IMPORTANTE: Las personas con problemas de epilepsia o mujeres embarazadas deben tener precaución con el uso del romero.