Antes era una isla virgen, ahora está invadida por 18 toneladas de plásticos

Una isla hermosa puede ser convertida en un basurero gigante con tan solo tener el descuido de miles de personas ante lo que puede ocurrir con el medio ambiente

Son muchos los lugares de nuestro planeta que antes de nuestro abuso eran lugares paradisiacos, lugares donde había muchas cosas magníficas, una fauna increíble y además una flora que valía la pena ver.

Muchos de estos aspectos debido a nuestro abuso con la explotación de recursos, ha hecho que estos lugares se conviertan en algo muy diferente, algo que ni siquiera se asemeja a lo que alguna vez existió.

Son muchos los lugares que hoy están destruidos por nosotros mismos, nadie más tiene la culpa sino nosotros mismos, hacemos las cosas mal y luego queremos que todo salga bien pero esto es imposible., no se puede hacer, si dañamos el planeta no podemos pedir que este se mantenga sano.

Se sabe que debemos evitar contaminar los suelos y los mares pero aun así no terminamos de hacer consciencia de ello y esto cada día va perjudicando más y más la salud del planeta y esta isla es la viva expresión de cómo estamos dañando nuestro lugar.

Una isla destruida por la contaminación

La Tierra es nuestro lugar, es el lugar donde habitamos donde respiramos, es donde muchos de los seres vivos hacen vida y por ende todos nosotros debemos  ayudar a cuidarla para que así no nos quedemos sin lugar donde vivir.

A pesar que esto todos lo sabemos, son muchos quienes no hacen caso y la falta de consciencia de unos pocos está dañando hasta los lugares más bonitos del mundo, como las islas vírgenes como de la que te hablaremos hoy.

Esta isla es Patrimonio de la Humanidad y así la declaró la UNESCO en 1988 pero aun cuando es esto la isla Henderson se conforma ahora de algunas toneladas de plástico, uno de los materiales que más problemas ha causado en nuestro planeta.

En esta isla hoy en día se han contabilizado al menos 18 toneladas de plástico incluidas bolsas de mercado y demás artículos con este material, ya no se puede caminar con tranquilidad en la arena ya que está repleta de plástico.

El problema es enorme y muchos aun no toman en cuenta esto, no comprenden que con el plástico estamos dañando más nuestro planeta.

Esta noticia la dio a conocer la revista Nature y si observas esta gigantesca isla de basura que flota y deriva en el Océano Pacífico, verás la gravedad del problema, estamos dañando nuestro planeta y hay que hacer algo para evitarlo.

Esta isla perteneciente al Territorio Británico de Ultramar de las Islas Pitcair ahora está contaminada con demasiado plástico y se seguirá contaminando día tras día si no hacemos algo.

Esperamos que esto te ayude a tomar consciencia.

Gracias por leernos.