Ignis Natura

Salud y bienestar al alcance de todos

Como limpiar una olla quemada ¡no la tires a la basura!

Cuando accidentalmente quemamos una olla al cocinar, es normal pensar que está arruinada y desecharla…

Sin embargo, ¡detente! Antes de tirarla a la basura, hay algunos métodos sencillos que puedes probar para limpiar una olla quemada y devolverle la vida.

A continuación, te mostraremos cómo restaurarla a su estado original con ingredientes y técnicas simples que probablemente ya tengas en casa.

Como limpiar una olla quemada sin fallar en el intento:

Opción 1) Remojo y raspado suave

Uno de los primeros pasos para rescatar una olla quemada es el remojo.

Paso 1: Llena la olla con agua caliente y agrega unas cucharadas de detergente líquido para platos.

Paso 2: Deja que la olla repose durante varias horas o durante la noche.

Paso 3: Después, toma una esponja suave o una esponja de nailon y frota suavemente las áreas quemadas.

Esto ayudará a aflojar los residuos y facilitará el proceso de limpieza.

Opción 2) Receta casera utilizando patata rallada, bicarbonato de sodio y sal

Paso 1: Prepara los ingredientes

  • Toma una patata grande y pélala. Luego, rállala finamente para obtener aproximadamente una taza de patata rallada.
  • En un recipiente aparte, mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio y una cucharada de sal.

Paso 2: Aplica la mezcla sobre la olla quemada

  • Esparce la patata rallada sobre las áreas quemadas de la olla.
  • Luego, espolvorea la mezcla de bicarbonato de sodio y sal sobre la patata rallada, asegurándote de cubrir bien las manchas quemadas.

Paso 3: Frota suavemente

  • Con la ayuda de un paño o una esponja, frota suavemente la superficie de la olla en movimientos circulares. La combinación de la patata rallada, el bicarbonato de sodio y la sal ayudará a eliminar los residuos quemados y a pulir la olla.

Paso 4: Enjuaga y seca

  • Una vez que hayas frotado toda la olla, enjuágala con agua tibia para eliminar los restos de la mezcla de patata, bicarbonato y sal.
  • Sécala completamente con un paño limpio o déjala secar al aire.

Esta receta casera es especialmente efectiva para limpiar ollas con residuos quemados difíciles.

La patata rallada actúa como un agente suave pero efectivo para descomponer las manchas, mientras que el bicarbonato de sodio y la sal proporcionan propiedades de limpieza adicionales.

Opción 3) Bicarbonato de sodio y vinagre

El bicarbonato de sodio y el vinagre son productos naturales que tienen propiedades de limpieza efectivas.

Paso 1: Espolvorea una generosa cantidad de bicarbonato de sodio sobre las áreas quemadas de la olla. Luego, rocía vinagre blanco sobre el bicarbonato de sodio hasta que se forme una reacción efervescente.

Paso 2: Deja que la mezcla actúe durante unos minutos y luego frota suavemente con una esponja o un cepillo de cerdas suaves.

Verás cómo los residuos quemados comienzan a desaparecer gradualmente.

Opción 4) Pasta de bicarbonato de sodio y agua

Si las manchas quemadas persisten, puedes probar una pasta de bicarbonato de sodio y agua.

Paso 1: Mezcla bicarbonato de sodio con agua suficiente para formar una pasta espesa.

Paso 2: Aplica la pasta sobre las áreas quemadas y déjala actuar durante varias horas o durante la noche.

Paso 3: Luego, enjuaga la olla y frota suavemente para eliminar cualquier residuo restante.

Esta técnica suele ser efectiva para deshacerse de las manchas más difíciles.

Opción 5) Aceite de oliva y sal

Si la olla aún tiene manchas persistentes, el aceite de oliva y la sal pueden ser tus aliados.

Paso 1: Vierte una pequeña cantidad de aceite de oliva sobre las áreas quemadas y esparce sal gruesa sobre el aceite.

Paso 2: Con un paño limpio, frota la superficie de la olla en movimientos circulares.

El aceite y la sal actuarán como agentes limpiadores y ayudarán a eliminar los restos quemados.

Conclusión:

Antes de dar por perdida tu olla quemada, prueba estos métodos simples para restaurarla.

Con paciencia y los ingredientes adecuados, podrás devolverle su brillo original.

Recuerda que la clave está en el remojo, el uso de ingredientes de limpieza naturales y la aplicación de técnicas suaves de frotado.

Ya que aprendiste como limpiar tu olla quemada, no la tires a la basura!