apego

Cuando mueren los apegos nace la libertad

El hacer del apego una forma de vida es algo que es tendencia, es un poco difícil para tener lo que nos guste y no poder generar apegos. Sin embargo, se nos hace difícil estar con alguien y no temer perderlo. Todos vivimos en un estado natural que nos hace aferrarnos a lo conocido.

El hacernos conscientes de que no todo es impermanente y que los apegos solo son generados por un sufrimiento para que sea una forma de liberarnos y encaminarnos hacia la auténtica libertad.

Adopta la forma de ser el desapego, olvídate del apego

apego

Trata de tomar la vida más ligera. Si entiendes que todo es transitorio esto nos da una herramienta para valorar ante la vida, lo que nos permite vivir cada momento sin ninguna coplicación.

Aprecia el presente. Trata de disfrutar más lo que vives, ya que es lo único que está en nuestro alcance para nuestro presente.

Conócete. Al ver que estamos apegados y el porqué, nos permitirá descubrir y entender todas nuestras creencias, lo que fundamenta cada uno de nuestros pensamientos y observaciones.

Limpia los sentimientos. Despréndete de la tristeza, nostalgia, rencor, miedo y culpa. Debes darle espacio a sentimientos que te nutras y alimente tu alma de energías positivas.

Libérate de esos temores que embarguen tu mente. Date cuenta que el temer carece de sentido, que tenemos por lo apegos que hemos generado en nuestra mente.

Conéctate con tu audiencia. Hazte consciente de que nuestra vida trasciende más allá de lo que se conoce, lo cual nos hace confiar en el proceso de la vida.

Aléjate del ego. Dejarlo ir, nos conduce a la autorrealización, a la búsqueda de lo que realmente es trascendente e importante.