Vida Sana

El error no fue conocerte, fue pensar que eras diferente

Tenemos la firme creencia que el que ama no comete ningún error, ya que el acto de querer nos convierte en unas personas nombres, puras, auténticas e instintivas. Pero, a pesar de lamentar el haber amado a la persona incorrecta, lo que realmente nos duele es haberle entregado nuestro corazón a quien no lo merece.

Querer a una persona equivocada es un serio desencuentro del que pocas veces salimos sin ser afectados. Sin embargo, es necesario llenarse de fortalezas y recoger las ascuas de nuestra autoestima para que estas sean avivadas.

Existen personas que siempre sienten la sensación de haberse enamora de la persona incorrecta. Pero, por encima de todo, siguen creyendo en el amor y en poder encontrar a esa persona acertada y as vez, sentirse queridos, amados y respetados.

Equivocarnos de vez en cuando en el amor es una ley de la vida. Pero entre el caos y lo inesperado siempre surge lo que tanto anhelamos, una relación madura, consciente y feliz. Por esta razón, jamás debemos perder la esperanza.

Seguir queriendo a la persona equivoca si es un error en el amor

No podemos vivir con la amargura de que haber amado a quien no lo merecía. Por lo que, debemos enorgullecernos por haber amado y sabido dejar ir. Ya que el querer y amar nos hace unas personas nobles, y el cerrar un ciclo unas personas sabias.

Vivir es aprender y encontrar constantemente grandes maestros, hábiles artesanos del amor envenenado. Pero, si lo superamos y lo vencemos, caminaremos más fuerte. Con una mayor dignidad y entereza.

De todo error se aprende y toda persona nos deja algo durante el trayecto. Lo importante es avanzar recordando que el amor siempre valdrá la pena mientras siempre tengas presente atender el capitán de esta hermosa nave, mejor conocida: nosotros mismos.