Terapias Complementarias

La teoría del espejo: heridas que forman y rompen relaciones

La teoría del espejo ocurre precisamente ciado un persona conecta con otra y con un tiempo luego de descubrir así aspectos que no te terminan de agradar.

La construcción de nuestra identidad personal procede por medio de la captación de uno mismo contornos. Así las relaciones de que mantenemos con los demás son claros reflejos y proyecciones de nuestros aspectos de la personalidad que nos agradan y los que no.

Teoría del espejo

Existen muchas partes de nuestro cuerpo que no nos agradan al momento que nos miramos en un espejo, además hay aspectos de nuestro inconsciente.

De alguna manera u otra, los rasgos que menos nos gustan de los demás los identificados en nosotros, aunque sea de manera simbólica. En parte, lo que nos agrada de los demás también nos desagrada de nosotros mismos.

La teoría del espejo es una visión que propone un cambio, es decir, de tener que protegernos del otros para que no nos hagan daño  a una perspectiva de lo que no soporto del mi.

Generalmente, no somos capaces de ver nuestras propias sombras y virtudes, pero la vida nos da el regalo de las relaciones que vivimos para mostrarnos de una formas más directa aquello que está en nosotros.

El otro está sencillamente como una forma de autoreflejo, dándonos la oportunidad de encontrarnos.

Espejo directo o inverso

La teoría del espejo puede actuar de una manera tanto directa como inversa. Un claro ejemplo es:

Imagina que no soportas el egoísmo de tu pareja o amigo. De modo directo, puede que estés proyectando esa parte de ti que es egoísta y que rotundamente rechazas. Por lo que, si actuadme de modo inverso, esta persona te podría estar reflejando lo poco que hacer para hacer valer tus intereses.

Quizás siempre te encuentres al tanto de los demás y antepones a otras personas primero antes que a ti. De esta manera o de otra, te está aportando una información muy valiosa pra nuestra evolución y conocimiento.

Tal vez, pienses que tu jefe es demasiado exigente contigo. Quizás eres muy exigente y muy perfeccionista contigo mismo y tu jefe no es más que un reflejo de esa exigencia que te autoimpones.

Aunque, si es posible que seas un poco tolerante y necesites un poco de rigor en tu vida. Sabemos que el equilibrio es la base de todo, donde pueden encontrar la virtud.

Heridas como reflejo

Al olvidarnos de nuestras heridas, estas acaban formando parte d e nuestro inconsciente e influyendo en nuestros pensamientos, estados de ánimo y cualquier otro comportamiento que nos defina.

En nuestro interior empieza a estar compuesto de carencias afectivas que se originaron en nuestra infancia, pero que despiertan o refuerzas cuando alcanzamos la sanción.

Muchas son las ocasiones donde encontramos que nuestra pareja carencias muy similares a las nuestras. Eso es precisamente lo que provoca la unión. Pero se debe ir con cuidado, ya que las heridas que se unen también llegar a separar relaciones.

Cada miembro de la pareja que no cura sus heridas, estas tarde o temprano florecerán y empezarán a deteriorar la relación amorosa. Miedos, celos, inseguridades, posesión, etc. Es como si la vida procurase enviarte reflejos que hacen que te marquen por el que avanzar para poder crecer.

Si no eres capaz de analizarlo y no haces caso a la información que te dan, no alcanzarás la evolución. Por lo que tus relaciones se convertirán en muy frágiles.

Los vínculos que se mantienen para con los demás, deben tener en cuenta la teoría del espejo, pueden aportarnos una información valiosa sobre nosotros y estado de estas heridas que todavía no hemos integrado en nuestra historia.