Lecciones del yoga sobre amar tu cuerpo, muy importante.
Belleza Espiritualidad

Lecciones del yoga sobre amar tu cuerpo

 

Uno de los procesos más difíciles de realizar exitosamente en la vida es el de aprender a amar tu cuerpo y a ti mismo aceptándote tal como eres.

Lograr descubrir como amar tu cuerpo es una labor que requiere  de aceptación y compresión de uno mismo. Ya que la autocrítica extrema evita que percibas el amor que recibes de otros y que yace en tu interior.

Para ello es necesario comenzar a modificar tu monologo interno por uno que incluya con mayor frecuencia los “te amo”, más que criticas incesantes ante cada una de tus acciones. Ya que para lograr desarrollar tu amor propio debes comenzar por la autoaceptación.

Para comenzar a amar tu cuerpo y a ti misma, primero necesitas establecer un límite entre los demás y tú, priorizando tus necesidades, deseos y metas. Defiende tus sueños, diviértete, disfruta del presente, se honesta contigo y se agradecida.

Al liberarte de las emociones y pensamientos negativos propios y los de otras personas, notarás una mejora en tu autoestima y comportamiento. Ya que te permites disfrutar de las cosas buenas que la vida te tiene preparada al tiempo que descubres como es amar lo que haces y a quien eres sin restricciones.

Amar tu cuerpo requiere de cuidado a nivel físico, emocional y mental, por lo que a veces es necesario reevaluar y analizar hacia dónde vas en la vida y cuáles son tus objetivos. Al establecer una meta podrás entregarte a plenitud sin remordimientos ni sensación de culpa que te impida avanzar en tu camino.

Si deseas aprender a amar tu cuerpo y mente con mayor facilidad, te recomendamos seguir estos consejos, los cuales te ayudarán en el día a día a comprenderte y quererte con mayor facilidad.

5 consejos que te permitirán amar tu cuerpo con sinceridad

Realiza alguna actividad física: Practicar algún deporte no tiene que ser una actividad aburrida y agotadora, al contrario es el momento perfecto para liberar energía. Así que antes de condenarte a un gimnasio prueba mejor a realizar actividades que te gusten como bailar, correr por la playa o caminar por el parque o yoga.

Libérate de la negatividad: Aunque a veces pueda parecer difícil de hacer, deja que los pensamientos positivos se abran paso en tu vida. Al controlar los efectos de las críticas y comentarios negativos podrás amar tu cuerpo y a ti mismo con mayor facilidad. Así que evita aferrarte a esa pésima energía que puede llegar a impedir tu avance y crecimiento.

Se agradecida: Antes de agradecer a otros, primero debes ser capaz de agradecerte a ti misma, por tu cuerpo, personalidad y carácter. Así al amar tu cuerpo podrás aceptarte y respetarte tal como eres.

Acepta los cumplidos: Muchas veces un cumplido es una palabra de aliento capaz de ayudarte a aceptar y amar tu cuerpo y a ti mismo. Al permitirte visualizar todo lo bueno que hay en ti y el impacto positivo que tienes en quienes te rodean.

Respecta y cuida tu cuerpo: Para amar tu cuerpo necesitas entender su importancia, valor y todos los aspectos positivos que posee. No te excedas pasando hambre o ejercitándote hasta morir, eso solo causará daños mayores en un futuro. Mejor comienza por aceptarte y da pasos pequeños que te ayuden a lograr un cuerpo más saludable sin renunciar a tu felicidad y amor propio.