Cómo Hacer Remolachas en Escabeche

Las remolachas son una verdura versátil y llena de sabor que se puede disfrutar de muchas formas: en ensaladas, sopas o incluso como guarnición.

Sin embargo, una de las maneras más deliciosas de prepararlas es en escabeche.

El escabeche es una técnica culinaria que implica marinar los alimentos en una mezcla de vinagre, aceite y especias, lo que resulta en un plato lleno de sabor y textura.

En este artículo, exploraremos cómo hacer remolachas en escabeche en la comodidad de tu hogar.

Ingredientes:

  • 4 remolachas medianas, peladas y cortadas en rodajas finas
  • 1 cebolla roja, cortada en juliana
  • 1 taza de vinagre de sidra de manzana
  • 1/2 taza de agua
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra en grano
  • 4-5 granos de pimienta roja (opcional)
  • 2 hojas de laurel
  • 3-4 dientes de ajo, pelados y aplastados
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones:

1. Cocina las Remolachas:

  • Lava y pela las remolachas. Corta las remolachas en rodajas finas utilizando un cuchillo afilado o una mandolina para asegurar un grosor uniforme.

2. Prepara el Escabeche:

  • En una cacerola grande, combina el vinagre, el agua, el azúcar, la sal, la pimienta negra en grano, la pimienta roja (si estás usando), las hojas de laurel y los dientes de ajo aplastados.
  • Lleva la mezcla a ebullición a fuego medio-alto, removiendo ocasionalmente para asegurarte de que el azúcar y la sal se disuelvan por completo.

3. Cocina las Remolachas:

  • Agrega las rodajas de remolacha y las cebollas cortadas en juliana a la mezcla de escabeche.
  • Reduce el fuego a medio-bajo y cocina las remolachas a fuego lento durante 10-15 minutos, o hasta que estén tiernas pero aún tengan algo de firmeza.

4. Deja Reposar:

  • Una vez que las remolachas estén cocidas a tu gusto, retira la cacerola del fuego y deja que las remolachas en escabeche se enfríen a temperatura ambiente.

5. Almacena o Sirve:

  • Transfiere las remolachas en escabeche junto con el líquido a un frasco de vidrio esterilizado. Cubre las remolachas con aceite de oliva virgen extra para sellar el escabeche y conservar su frescura.
  • Guarda el frasco en el refrigerador durante al menos un día antes de consumir las remolachas para permitir que los sabores se mezclen completamente.

¡Y ahí lo tienes! Ahora tienes un delicioso y colorido plato de remolachas en escabeche listo para disfrutar.

Estas remolachas en escabeche son perfectas como acompañamiento, en ensaladas o incluso como aperitivo. ¡Experimenta y encuentra la mejor manera de disfrutar de esta maravillosa preparación de remolachas!