Descubren que las plantas poseen una especie de sistema nervioso a través del cual son capaces de sentir. - Ignis Natura

Descubren que las plantas poseen una especie de sistema nervioso a través del cual son capaces de sentir.

El ser m√°s importante de la tierra...
El ser m√°s importante de la tierra tomando agua ūüí¶ ūüźĚ
Un espacio para conocer m√°s sobre las plantas y su sistema nervioso

Sistema nervioso. Madison (Estados Unidos) ‚Äď Las plantas reaccionan al da√Īo por alimentaci√≥n u otras lesiones con una se√Īal de alarma de transmisi√≥n r√°pida. Esto lleva a reacciones de defensa incluso en partes distantes de la planta en pocos minutos. Los bot√°nicos estadounidenses ahora han tenido √©xito por primera vez en el uso de sensores fluorescentes para hacer visible la propagaci√≥n de esta se√Īal y documentarla en grabaciones de pel√≠culas. Tambi√©n descubrieron nuevas pistas sobre qu√© mecanismos bioqu√≠micos subyacen a este proceso. Encontraron ademas resultados sorprendentes sobre c√≥mo funciona el sistema nervioso, como la participaci√≥n de ciertos canales i√≥nicos y un papel central del glutamato mensajero. En el caso de una lesi√≥n, esto se propaga r√°pidamente y activa los canales i√≥nicos, a trav√©s de los cuales los iones de calcio fluyen a las c√©lulas, informan los investigadores en la revista Science.

¬ęSab√≠amos que si una hoja resultaba lesionada, se generar√≠a una se√Īal el√©ctrica que se extender√≠a por toda la planta¬Ľ, dijo Simon Gilroy, de la Universidad de Wisconsin en Madison. Sin embargo, se desconoc√≠a la causa bioqu√≠mica de la se√Īal y c√≥mo se reproduce. Para probar si hay iones de calcio involucrados, los bi√≥logos crearon una variante gen√©ticamente modificada del berro de thale (Arabidopsis thaliana), que produce una prote√≠na que fluoresce cuando entra en contacto con el calcio. Con la ayuda de este biosensor y una c√°mara altamente sensible, han logrado hacer visibles las ubicaciones de mayores concentraciones de calcio en la planta.

Activadas por el da√Īo de la hoja de una oruga o un corte con tijeras, las im√°genes de la fluorescencia a intervalos muestran que la concentraci√≥n de calcio en la hoja herida aument√≥ en dos segundos. Esta se√Īal de calcio se propag√≥ a una velocidad de un mil√≠metro por segundo y lleg√≥ a todas las partes de la planta despu√©s de unos dos minutos. Experimentos similares con plantas equipadas con un biosensor fluorescente que respond√≠a al amino√°cido glutamato tambi√©n mostraron un aumento en la concentraci√≥n de glutamato en el sitio de la lesi√≥n. A partir de ah√≠, el amino√°cido se extendi√≥ a lo largo de las venas de las hojas y sobre el sistema vascular del brote. En las c√©lulas contactadas en el proceso, el mensajero activ√≥ las prote√≠nas que sirven como canales i√≥nicos para los iones de calcio, lo que aument√≥ la concentraci√≥n de calcio en las c√©lulas. Los canales i√≥nicos eran similares a los llamados receptores de glutamato, que se utilizan para la transmisi√≥n de se√Īales en el sistema nervioso de los vertebrados. Las plantas mutantes sin tales receptores ya no respondieron a las lesiones con las se√Īales el√©ctricas generadas por el flujo de iones de calcio.

Estudios que demuestran la sensibilidad en las hojas

Tan pronto como llega la se√Īal de calcio en las hojas a√ļn no lesionadas en las plantas normales, la hormona de defensa √°cido jasm√≥nico se forma cada vez m√°s all√≠. Esto activa genes que en √ļltima instancia aumentan la producci√≥n de toxinas y otras sustancias, por ejemplo, para estropear el apetito de las orugas y evitar da√Īos mayores a la planta. Las impresionantes grabaciones de pel√≠culas dejan en claro que las plantas no son pasivas hacia un atacante, sino que son capaces de reacciones r√°pidas y medidas de protecci√≥n.