Curiosidades

Un niño feliz es ruidoso, inquieto, alegre y revoltoso

Un niño verdaderamente feliz es ruidoso, revoltoso y nunca se queda tranquilo, es por esto que si no lo notas así ¡Algo está pasando!

Tener hijos es algo simplemente maravilloso, el simple hecho de cuidar a alguien más puede no ser fácil ya que debemos velar por el bienestar de ellos, pero ser padres es una sensación increíble, y si eres padre seguramente lo sabes.

Muchos de los padres quieren que sus hijos crezcan de la mejor manera, y esto también involucra que el crecimiento sea tanto a nivel físico como personal, pero a nivel mental también es importante que estos se desarrollen.

Para lograr estas tres cosas puede que no sepamos qué debemos hacer, muchas veces creemos que con solo alimentarlos y darles cariño resolveremos el problema pero las cosas van mucho más allá cuando estos se vuelven mucho más revoltosos pero ¿puede ser esta una buena señal?

Si tienes un hijo revoltoso y que a cada rato hace berrinches, de buena manera, como ruidos extraños cada vez que hace algo, esto puede ser una muy buena señal que sin duda alguna te hará sentir orgulloso como padre y ya verás las razones por las cuales decimos esto.

Así es un niño feliz – No lo prives de su felicidad niño

Muchas veces creemos que un niño es plenamente feliz cuando lo vemos sonriendo simplemente pero esta no es la única manera en la que los niños muestran que se sienten y que están felices, hay algunas más.

Puede que tú digas que tu hijo es feliz porque este está siempre sonriente pero esto no siempre significa felicidad pura, puede que esté contento pero ¿hace ruidosa, es revoltoso? Si no hace esto quizá no sea tan feliz como piensas.

Se cree que un niño que hace una gran cantidad de cosas, a manera de ser revoltoso y es además muy ruidoso es el niño más feliz del mundo, nada de estos que solo sonríen, si no se divierte por sí solo es porque no es feliz.

¿Cuántas veces no hemos visto a niños corriendo de aquí para allá? Muchas veces y nos quejamos diciendo que sus padres son quienes no le ponen preparo, pero tú debes saber que quizá sus padres lo hacen, es solo que el de esta manera demuestra que es feliz.

Si le preguntas a un niño que solo se sienta y sigue las órdenes de sus padres si es feliz, seguramente te dirá que no, y es porque como padres muchas veces los privamos de las cosas que como niños deben hacer, es decir, los privamos de disfrutar su niñez que es prácticamente juegos al aire libre, correr y gritar.

Cuando vemos a niños revoltosos tratemos de no juzgar la crianza de los padres, más bien es importante que nosotros aprendamos a criarlos como tal, al fin y al cabo son niños y deben disfrutar de lo que son, destacando que una cosa es dejarlos divertirse y otra cosa es dejar que hagan lo que hagan, esto sí que no debe ser así ya que luego harán berrinches que no demostrarán su felicidad para nada.

Si tu hijo es tranquilo, trata de darle un poco de libertad y déjalo ser feliz, sobre protegerlo no está bien, cuídalo pero no en exceso y de seguro se notará su felicidad.

Gracias por leernos y no olvides compartir.

Datos sobre el Autor

Pedro Lisperguer

Más conocido como Lysander, es Autor, Blogger Apasionado, Facilitador Mindfulness y Desarrollo Humano, además es Seo en Sensei digital Agencia de Marketing dedicada a crear y promover proyectos que aportan valor a la sociedad.