Noticias

La caza de delfines y ballenas al fin son ilegales en Canadá

 

Todos merecemos el mismo respeto por el simple hecho de ser seres vivos por lo que la creación de esta ley a favor de las ballenas y delfines ha dejado a todos más que satisfechos

LLas veces que vamos a un circo o a un espectáculo donde hay animales no nos detenemos a pensar en lo que sufren al estar ahí, pues ese no es su hogar y no nacieron para hacernos reír o aprender cosas que no les corresponde hacer.

Durante los procesos de entrenamiento, estos sufren mucho aunque no lo parezca, los castigan para que aprendan los trucos y esta tristeza se puede ver reflejada en sus ojos si logramos verlos muy de cerca.

Ellos extrañan su hábitat natural, su vida silvestre su ambiente y todo lo que lo rodea, estas con sus compañeros y pertenecer a su manada, la verdad es como si nos alejaran de nuestra familia sin pedirnos permiso y nos trataran como esclavos.

Pero hay personas que trabajan para que esto pare y ya en Canadá están tomando cartas en el asunto, en cuando a la caza indiscriminada de ballenas y de su crianza en cautiverio, si quieres saber una poco más lee con mucha atención.

Ya existe un proyecto de Ley a favor de delfines y ballenas

Este proyecto de Ley se propuso por primera vez en el año 2015 y fue aprobado después de tres años y tras fuertes batallas legislativas, Canadá por fin dio un paso hacia la conservación del ambiente y la responsabilidad que tenemos en cuanto al cuidado del medio ambiente.

Ya son muchos los partidos políticos que apoyan esta causa y están comenzando a entender que cuidar el medio ambiente es vital para todos, sabemos que el planeta tierra no es solo de los humanos, lo compartimos con muchas espacies animales y vegetales.

Esta Ley además de prohibir la caza también prohíbe que se críen delfines y ballenas en cautiverio y se considera como un crimen, así que los parques acuáticos canadienses no podrán seguir capturando animales para este tipo de cosas, no pueden reproducirlos pero si pueden continuar teniendo los que ya tienen, pues no se saben vivir en su ambiente natural.

Algunos activistas se encuentran realizando protestas para que los 55 cetáceos que están en cautiverio en Marineland sean transferidos, después que se diera a conocer el documental de Black Fish las personas se han hecho más receptivas con respecto a este tema.

La importación de aletas de tiburón también fue prohibida, gracias a esto ya podrán vivir en paz y no terminarán siendo un espectáculo para los seres humanos.