Evita infecciones con tu pareja adoptando este hábito - ignis natura

Evita infecciones con tu pareja adoptando este hábito

Sopa de frijoles salvadoreña
Sopa de frijoles salvadoreña
ignis-natura-telegram

La actividad sexual es buena para la salud, pero es importante tomar ciertas medidas de protección como condones e higiene íntima, sin embargo, cosas simples como orinar después del sexo nos ayuda a evitar infecciones acogiendo este hábito en pareja.

Los expertos señalan que debemos acogernos al hábito de orinar después del sexo, nos protege de enfermedades peligrosas para la salud. Esta costumbre reduce la posibilidad de infección en un 80%.

Leer más: Parejas que funcionan, ¿cuál es el secreto? 

Después de un agradable momento de intimidad, lo que más queremos es escuchar unas palabras tiernas, recibir una caricia o dormirnos, pero nos asaltan las ganas de orinar y debemos correr al baño.

Durante las relaciones sexuales, los gérmenes, las bacterias y las secreciones del área genital pueden ingresar a nuestro cuerpo y acumularse en la uretra, lo que puede causar ciertas enfermedades de la vejiga, la próstata, las vesículas seminales y, a veces, los riñones.

Importancia de orinar después del sexo para evitar infecciones

Ignis-natura-infecciones

Las mujeres son más propensas a desarrollar infecciones del tracto urinario después del sexo que los hombres. No se trata de los pisos, se trata de pulgadas; porque la uretra es más corta en las mujeres (2 cm) que en los hombres (15 cm).

Los microbios liberados a nivel perineal durante el coito ascienden rápidamente esa pulgada de la uretra y llegan a la vejiga. Y en este punto, se produce la infección. Cuando orinamos después de cada coito, expulsamos gérmenes que puedan haberse alojado en la uretra. Si no hacemos esto, pueden viajar a la vejiga y multiplicarse, provocando una cistitis.

La cistitis no es una enfermedad de transmisión sexual, si no una infección del tracto urinario que ocurre cuando los gérmenes que viven naturalmente en el perineo ingresan a la vejiga. Los microbios ya están en el perineo de la mujer, no se transmiten a su pareja. 

Esto debe quedar muy claro, por eso es tan importante orinar después. Al vaciar la vejiga después del coito, esa misma orina puede «lavar» la uretra para evitar la entrada de gérmenes. De esta forma evitamos posibles cistitis posgenitales.

¿Qué pasa si no deseo orinar?

A menos que sufras infecciones frecuentes del tracto urinario, esto no es necesario, pero se recomienda. Sin embargo, la naturaleza es sabia, ya que la mayoría de las mujeres necesitan orinar después del coito. En este punto hay un movimiento de sangre intenso y la vejiga se llena normalmente. Por lo tanto, sentimos ganas de orinar incluso después de haber orinado antes.

Las mujeres son las más propensas a este tipo de infecciones porque a diferencia de los hombres, la eyaculación femenina no se produce a través de la uretra, por lo que la única forma de deshacerse de estas bacterias que entran al cuerpo durante las relaciones sexuales es a través de la orina. 

Por lo tanto, es particularmente importante que adquieran este hábito. Se aconseja no evitar ni retrasar este hábito y se aconseja hacerlo dentro de los 45 minutos siguientes a la penetración.