Salud

Intestino y cerebro: ¿cómo se relacionan?

Esa conexión existente entre el cuerpo y la mente parece ser más probable que nunca, según dice la ciencia. Parece que es momento de recolectar bien con nuestro cuerpo, cuidar nuestra mente y hábitos alimenticios. Así empezamos a escuchar lo mucho que el cuerpo tiene para decirle a nuestro cerebro.

Médicos y científicos han demostrado con el pasar del tiempo esta relaciono que existe entre el cuerpo y la mente. La microbiota intestinal podría ser el origen de cualquier trastorno como lo es la ansiedad o el Alzheimer.

El Dr. Emeran Mayer, gastroenterólogo y codirector del Centro de Investigaciones Digestivas de los Angeles, sostiene que la conexión intestino-cerebro es mucho mayor de lo que se intuía. Hasta llegar a decir que tanto el malestar físico como el emocional podría producirse en el intestino.

¿Cómo es esta relación entre cerebro e intestino?

Bueno, te explicamos, el nervio vago es el canal que une el cerebro e intestino. Es uno de los 12 pares craneales y su función es unir la faringe, esófago y tráquea. Además, une otros elementos del sistema digestivo que posee una gran cantidad de neuronas.

Se ha revelado que estos son los causantes de los envíos de cualquier señal del cerebro por medio del nervio vago para poder generar respuestas que promuevan cualquier conducta alimentaria definida.

Esto permite la liberación de los neurotransmisores como lo es la dopamina y serotonina. Por lo que, en la actualidad hay una gran número de estudios que hacen esta relación entre la microbiota intestinal y nuestro comportamiento intestinal.

Los hábitos alimenticios ayuda a mejorar nuestra salud

Su descubrimos que están alcanzando esta referencia a la conexión intestino cerebro que nos llega a dar muchas pistas de cómo llegamos a afrontar holísticamente la salud que parece conformar el futuro de los tratamiento y programas de prevención que van desarrollándose.

La conexión entre la mente y el cuerpo lo que parece ahora ser más probable que nunca desde la ciencia. Ahora recolectar con nuestros cuerpo es fundamental.

Se hace necesario cuidar nuestros hábitos para mantener sana nuestra mente y viceversa.