Salud Vida Sana

Razones por las que tienes calambres en las piernas por la noche y como solucionarlo

Es común presentar contracciones musculares, y aunque en su mayoría resultan benignas, algunas de ellas pueden ser dolorosas. Estas molestias se llaman calambres y podrían afectar a cualquiera de nosotros, más frecuentemente por la noche.

La duración de un calambre es variable, pueden durar desde 30 segundos hasta casos de diez minutos o más, provocando incomodidad en el músculo donde se desarrolla hasta por una hora, según el esfuerzo realizado.

Estos calambres pueden suceder cada cierto tiempo, sin embargo, no hay de qué alarmarse, pero si usted siente más dolor, puede que esto sea perjudicial. Si sospechas que algo anda mal, no dudes en consultar al doctor.

Pero ¿sabes cuales son las causas de los calambres? Quizás haya escuchado algunas de ellas, pero no todas, tal vez las más importantes, es por eso que hoy te traemos este post lleno de información que esperamos, sea de ayuda.

Por qué aparecen Calambres y Cómo Tratarlos

Debes saber que los calambres pueden deberse a muchas causas, entre ellas tenemos:

  • Actividad física muy fuerte
  • Esfuerzo de más en los músculos
  • Sedentarismo
  • Deshidratación
  • El desgaste provocado por el envejecimiento
  • Una mujer en estado de gestación
  • Desequilibrios en la alimentación

Encontramos 2 maneras de aliviar los calambres, uno a través de los ejercicios y otro a través de los tratamientos.

Entre los ejercicios tenemos los siguientes:

  • Si tienes calambres en las pantorrillas, siéntate y estira hasta arriba la pierna afectada, toma un extremo del pie y estiralo con la mano.
  • Si el calambre es en el pie, siéntate y estira bien los dedos.
  • Si es otro tipo de calambre, acuéstate boca arriba y estira la pierna hacia el cuerpo, mantén la posición por 20 segundos y relaja.
  • Masajea la zona afectada para mejorar la circulación sanguínea.

Entre los tratamientos caseros tenemos baños tibios, uso de almohadillas y tener una alimentación más adecuada y balanceada.

Realiza a diario al menos 10 minutos de actividad física y utiliza calzados ergonómicos para mantenerte más cómodo si vas a estar de pie por mucho tiempo.

Cómo prevenir calambres en las piernas

  • Bebe más líquidos.
  • Consume plátanos con frecuencia, ya que son ricos en potasio.
  • Haz ejercicios moderados diariamente, como dar paseos a ritmo ligero.
  • Termina tu ducha dando unas pasadas de agua fría en las pantorrillas.

Qué hacer en el momento del calambre

Algunos médicos aconsejan levantarse de la cama y esforzarse por caminar despacio por la habitación e incluso que estires suavemente los gemelos o el músculo afectado. Éstas recomendaciones son buenas, el problema viene cuando el calambre es tan intenso que prácticamente no te permite hacer nada.

Recomendamos que te hagas una envoltura fría:

  1. Envuelve la pantorrilla (o la zona donde hayas sufrido el calambre) con un pañuelo previamente sumergido en agua fría y ligeramente estrujado.
  2. A continuación, aplica una segunda capa a la envoltura con un paño seco.
  3. Para terminar, rodearemos las 2 capas anteriores con una bufanda de lana que hará de cubierta exterior.

La envoltura fría genera un efecto relajante en los músculos, sedando el dolor. Si a los minutos comienza a calentarse, debes renovarla. Si te sientes cómodo con ella, puedes dejarla allí por el resto de la noche. Para reforzar el efecto, podemos añadir un chorrito de vinagre.

Si te ha gustado este post, no olvides compartirlo.