Rituales para final de año y comenzar un año 2021 cargado de energías renovadas

Rituales para poner fin a este año y comenzar un 2021 cargado de energías renovadas

Lysander , el autor Chileno del Best Seller de Autoayuda “Que lo que pase por ti se transforme” y Fundador de nuestro periódico de bienestar y Salud Ignis Natura , nos aconseja 5 rituales para poner fin a este año y comenzar un mejor año 2021

1- Escribir en un papel las cosas que nos molestan de nosotros mismos y de los demás (sin limitarse, incluso si algo nos da rabia anotarlo tal cual como nos salga, incluso incluir garabatos en caso de sentirlo así) Después de eso quemar todo y tirarlo a la taza del baño. (No contamina).

2- Escribir en un papel todos nuestros sueños y anhelos, también todo lo que agradecemos, luego guardar ese papel en nuestra mesa de noche o velador. (Sacar el papel y leerlo cada vez que nos sintamos bajoneados o tristes).

3- Meditar 5 a 10 minutos diarios: Escapar a un lugar en silencio sol@s, cerrar nuestros ojos para no distraernos con el mundo exterior, respirar profundamente y exhalar de forma pausada concentrados solo en la respiración, sintiendo cómo el aire entra a nuestro cuerpo llenándonos de vitalidad y alegría, poner nuestra mano derecha sobre nuestro corazón e integrarnos con sus latidos, identificándonos solo con la vida que en nosotros fulgura, luego bien ubicados en ese músculo del alma (corazón) decir de forma consciente lo siguiente, con toda la emoción posible, sintiendo cada palabra: “Estoy sano, estoy salvo, estoy con Dios, y todas las células sagradas de mi cuerpo, vibran incesantemente en armonía, paz, salud y amor”

4- Diariamente integrarnos con la naturaleza de alguna forma, ej: sembrar una planta, mirar las aves, si es posible sacarnos los zapatos y poner los pies sobre la tierra o arena para descargarnos de energías estáticas y llenarnos de luz y armonía, abrazar un árbol, etc

5- Ayudar al necesitado: Persona, animalito, a la vida en cualquier a de sus expresiones, esto nos llena de amor y además nos convierte en personas más realizadas espiritualmente y por supuesto físicamente, recordemos que solo ayudando, nos ayudamos, solo enseñando aprendemos y ayudando a sanar fortalecemos nuestra salud, todo está conectado, la separatividad es algo mental, todos somos uno solo. Está bien, hay que ayudar de corazón, pero si no lo sientes e igualmente ayudas, eso nos servirá para sensibilizar nuestra Alma y tener una vida más plena, el universo no es ciego, la persona que contribuye de alguna manera a la humanidad, siempre es contribuida de forma positiva, hay leyes cósmicas que no se pueden obviar, sobre todo la ley de causa y efecto.

Si quieres saber más sobre el libro de Lysander “Que lo que pase por ti se transforme”, te invitamos a visitar su sitio web oficial haciendo click aquí.