Ignis Natura

Salud y bienestar al alcance de todos

vincularse

Vincularse a alguien que no sabe lo que quiere es jugar con fuego

El vincularse con una persona que no se ama a sí mismo y vive de inseguridades o miedos, puede ser tan peligroso como sentir que caes al vacío y sin el ayuda de algún paracaídas.

Esto se debe porque quien no tiene conocimiento de lo que realmente quiere, hace del amor un juego mortal de inmadurez e irresponsabilidad.

Para entrar un poco más en contexto hablemos de las relaciones de pareja. Cuando la mayoría de todos nosotros iniciamos una relación aspiramos a construir un vínculo feliz, significativo y digno. Todos queremos auténticos compañeros de vida, antes valiosos y personas maduras capaces de construir un proyecto en común: enriquecedor y sólido.

Existen muchas mujeres que suelen iniciar relaciones con hombres inseguros justo después de haber dejado una relación compleja y tormentosa con una pareja narcisista.

Al momento de descubrir a alguien que a simple vista, no parece tan centrado en sí mismo, atrae. Ver que estamos ante una persona que se muestra fiable, tímida pero a al mismo tiempo insegura, puede seducirnos por ese matiz más humano e incluso cercano.

A medida que vamos conviviendo, ese día tras día en el propio descubrir de la relación, encontramos diversas aristas. Estas pueden ser representadas como las puntas de un complejo iceberg que surge de la nada y con el que chocamos sin escapatoria, topándonos con una dimensión fría, destructiva y, sobretodo, distante.

Consecuencias de vincularse a una persona insegura

vincularse

La inseguridad, como ya lo hemos mencionado, puede que resulte atractiva. Pero hay algo entrañable, seductor y hasta dulce en este tipo de personas que se muestran vulnerables, las cuales admiten sus temores, dudas y limitaciones.

No falta la persona que llega a enamorarse de estas personas y pensar que pueden cambiarlas o, que simplemente. Pueden actuar como una especie de salvadores al ofrecer seguridad y equilibrio en el fino hilo de los miedos.

En las relaciones de pareja, nadie puede ni debe actuar como un salvador. Esto es así por una sola razón: no podemos cambiar o modificar la personalidad de una personas de la noche a la mañana, hay ocasiones que directamente no podemos hacerlo.

Esta labor es muy delicada, implica solo al propietario de esos territorios íntimos y privados donde existe la seguridad y la inmadurez emocional. Por otro lado, las consecuencias que uno puede sufrir al tener un vínculo con una persona insegura son muchos.

Inseguridad personal durante el amor deja secuelas

En ocasiones, hay personas que se sienten atraídas por unas una personas insegura (como lo mencionamos anteriormente), tras haber dejado una relación un narcisista.

Por curioso que parezca, la inseguridad y el narcisismo afecta de manera directa y determina patrones de comportamiento muy semejantes que no llegan a causas heridas distintas.

  • Personas inseguras se caracterizan por poseer esa necesidad de ser aprobados y reconocidos por todas las personas que los rodean.
  • Vivir con una persona muy insegura es como regalar el corazón a un ser que no sabe cuidarlo, por lo que en instantes pierde el interés y al otro día lo necesita como el aire que respira.
  • El control es parte de lo cotidiano. Al tener esta falta de seguridad da paso a dudar del vínculo de la pareja, temer al abandono, traición y engaño.

Después de ver esto, podemos notar que vincularse con una persona que no ha invertido en su crecimiento personal, está construido de miedos y puede ser incapaz de esforzar en revertir esta situación por el bienestar de la relación amorosa. Esto puede ser lo pero que le puede pasar a una pareja al momento de tomar decisiones que afecten su futuro.