Espiritualidad Vida Sana

El encuentro más íntimo no es el sexual, es el desnudo emocional

El desnudo emocional es el encuentro que es mucho más íntimo que puede existir entre dos personas, incluso es mucho más que el sexual. Este es un intercambio que se produce cuando se vence el miedo y podemos darnos cuenta de conocer al otro tal como es en cada una de sus vertientes.

Eso sí, debes tener en cuenta que no es nada fácil lograrlo. De hecho, un desnudo emocional no se encuentra así de fácil. Hace falta tiempo, ganas y fuerza de escuchar a la otra persona. El autoconocimiento y heteroconocomiento, en pocas palabras, el conocimiento de uno mismo y el tener presente la realidad del otro.

Si lo vemos así, no parece tan casual este término que los escritos encontrados en la Biblia emplear para hablar del amor sexual o el establecimiento del intimidad, que no es más que CONOCER. Al conocer podemos desnudarnos en pasiones, sentimiento e historias emocionales.

Todo comienza por uno mismo para poder lograr el desnudo emocional

El desnudo emociona empieza por uno mismo. Es importante que todas las personas nos identifiquen con lo que nosotros sentimos y nos demos cuenta de cómo nos sentimos, ya sea incómodos o cómodos, lo que podemos llegar a pesan y como podemos poner en práctica las emociones al servicio de nuestros pensamientos.

Conocer nuestra herencia emociona, escucharla y trata de conectar con ella, nos permite escanear nuestro cuerpo emocional y es imprescindible para podes destacar nuestros miedos, conflictos, inseguridades, logros, aprendizajes, etc.

Por eso, es tan importante conocer nuestra filosofía emocional, explorar nuestra vulnerabilidades permanentes, ser conscientes de lo doloroso y que eso fluya, es algo que podemos decir que imprescindible para así poder contemplar la imagen de nuestro espejo emocional que es lo que nos proyecta hacia los demás.

La herencia emocional es la única clave para lograr conectar

El ejercer una fuerte impacto en nuestra herencia emocional demuestra nuestra capacidad de conectar emocionalmente con los demás como en las ocasiones que tenemos de hacerlo. Es precisamente este bagaje, esta piel, la que nos hace matizar y actuar sobre nuestras sensaciones, sentimiento y emociones de una manera determinada.

Por esta razón, debemos exponernos a nuestros recuerdos y a aquellas sensaciones que pueden generar emociones desagradables y no son contempladas como útiles.

Solo si logramos crear un ambiente emocional distendido en el que realmente pueda darse en el encuentro íntimo, el desnudo de los miedo, de las inseguridades y de la verdad emocional. Solo de esta manera podemos alcanzar esos abrazos que rompes los miedos, que cierran ojos y que entregan el 200% de todas sus emociones.