Salud y Bienestar

Eres responsable de ti mismo y eso… te hace libre

Solo nosotros somos responsables de nuestras decisiones , salgan bien o mal forman parte de nuestras experiencias. Aprende a ser responsable de ti mismo y conviértete en una persona libre.

Eres responsable de ti mismo. Solo tu puedes responder a tus actos, tu asumes las consecuencias de tus acciones, de lo que dices y las decisiones que tomas a diario. Solo necesitas de tu mente y tu corazón para tomar la decisión correcta, esto es lo que te convierte en una persona libre.

«La libertad no es concebible sin el sentido de responsabilidad»

Viktor Frankl.

Todos nos creemos autosuficientes a la hora de plantearnos metas, pero esto queda en un segundo plano cuando se trata de cargar a otros con nuestros malestar y sufrimiento de fracaso.

Nuestra infelicidad puede ser resultado de una relación dependiente y dañina, de la cual seguramente no nos atrevemos a salir. Por ejemplo: «mi inseguridad y miedos es motivado a la educación autoritaria que me brindaron cuando joven» ¿Pero te has propuesto a afrontar dichos problemas, para convertirte en la personas que deseas ser?

El psicoterapeuta Albert Ellis nos comenta: los mejores años de nuestra vida son aquellos en los que asumimos por fin que los problemas son solo nuestros. Nada es culpa de nuestra madre, del calentamiento global o de la política. Cuando somos responsables de lo que hacemos, tomaremos las riendas de nuestro destino.

Cuando descubres que eres responsable de ti, tu vida cambia

La responsabilidad es una competencia psicológica de gran valor. Confiere seguridad a quien la usa a diario, con ella podemos identificar a a las personas comprometidas con sigo mismas y que actúan con base a sus valores, pueden tomar plena conciencia de sus errores y los enmienda para aprender.

Es un valor que se puede adquirir a temprana edad, esto se puede deber a su crianza o a su personalidad. También es común cruzarse con personas que aun no adquieren esta competencia. Esto puede salir a la luz mediante terapias.

Es complicado hacerle ver al los pacientes, que es necesario dejar de ver en lo que fallan los demás y asumir ellos mismo su propios errores.

En vez de fijarnos «ahí esta el estresante de mi jefe» quizás deberíamos asumir, «voy a cumplir al pie de la letra con todas mis funciones, para que mi jefe note mi desempeño» lo que pasa en nuestro exterior muchas veces se debe a nuestras acciones, debemos ser responsables de lo que hacemos.

Eres responsable de ti mismo y estás obligado a responder ante lo que te sucede

La palabra responsabilidad viene del latín «responsum» y significa «responder ante algo o ante alguien»

Esta competencia también se vincula con el compromiso, por lo tanto ser responsable de ti implica aprender a tomar decisiones que nos permitan alcanzar el bienestar y la realización personal.

Aprendamos a asumir las consecuencias de las acciones y saber reaccionar ente lo que acontece alrededor sin necesidad de culpabilizar a otros.

Con esto no queremos decir que tengamos que esperar a que otros resuelvan nuestros problemas. La finalidad de toda terapia psicológica, es lograr que los pacientes se comprometan con su propio cambio y que responsabilicen de si mismo y evitar actuar con miedo.

Es un complicado pero si lo logramos, podremos sentirnos libres.

La responsabilidad personal nos hace libres para crear la vida que deseemos

La responsabilidad personal nos hace libres para crear la vida que deseemos

Abraham Maslow estableció el sentido de responsabilidad como una dimensión esencial dentro de la pirámide de necesidades humanas. En su libro El hombre autorrealizado señalo que si desarrollamos una buena responsabilidad personal, podremos cumplir nuestra mestas y alcanzar la nacionalización.

Para llegar con éxito a donde deseamos debemos tener en cuenta estos aspectos:

  • Colócate metas diariamente, demuestrate a ti mismo de que tienes la capacidad para trabajar por tu bienestar y porque te amas.
  • Si algo te molestas te quita la calma o te enturbia, resuélvelo. Hazlo lo antes posible, no dejes pasar el tiempo ni esperes tampoco que otros lo hagan por ti.
  • Se siempre honesto contigo mismo y con los demás.
  • Acepta y aprende de tus errores.
  • Por ultimo comprometete con el proceso, se valiente, asertivo, humilde y respetuoso para ser amable contigo y con quienes te rodean aunque a veces, no actúen como tu deseas.

Para terminar, aprender a ser responsable de tus decisiones toma tiempo esto exige un compromiso constante. Pero una vez logremos esto la sensación de libertad es absoluta.

Datos sobre el Autor

Pedro Lisperguer

Más conocido como Lysander, es Autor, Blogger Apasionado, Facilitador Mindfulness y Desarrollo Humano, además es Seo en Sensei digital Agencia de Marketing dedicada a crear y promover proyectos que aportan valor a la sociedad.