Licúa avena y piña con 3 ingredientes más: es la clave para reconstruir cartílagos, ligamentos y fortalecer las rodillas – Ignis Natura
Dietas Salud y Bienestar Vida Sana

Licúa avena y piña con 3 ingredientes más: es la clave para reconstruir cartílagos, ligamentos y fortalecer las rodillas

Uno de los problemas al llegar a cierta edad es el dolor o molestias en las articulaciones, cosas propias del cuerpo humano al pasar el tiempo…

Esta condición no es únicamente propia de las personas con edades entre los 40 y 50 años, hay casos aislados de niños y jóvenes que también presentan este tipo de molestias.

Estas dolencias articulares son muy comunes y se deben al deterioro de los ligamentos de nuestras articulaciones, siendo doloroso moverse y limitando a ciertos movimientos…

Este batido es a base de frutas, totalmente natural, les prometemos que los dolores de esas coyunturas van a bajar.

Ingredientes

-8 onzas de almendras dulces picaditas
-1 cucharada de miel de abejas orgánica
-1 cucharadita de canela en polvo
-2 tazas de piña en cuadritos
-1 taza de avena
-1 taza de jugo de naranja recién exprimido y puro
-8 onzas de agua

Preparación

  • Cocer la avena por unos 10 minutos, luego de este tiempo la retiramos y dejamos enfriar.
  • En una licuadora agregamos todos los ingredientes restantes (sí, todos), incorporando la avena que colamos, asegúrate de licuar muy bien para que quede libre de grumos, no es necesario colar, pero si te queda muy densa la batida y no la pasas, agrégale un poco mas de agua y jugo de naranja.

Modo de consumo

El modo de consumo del batido dependerá de la finalidad con que quieras tomarla.

  • Si estás teniendo dolor o inflamación en las rodillas, tómalo todos los días, una o dos veces al día, hasta sentir alivio.
  • Si quieres prevenir lesiones y fortalecer las articulaciones, incorpóralo en tu dieta de forma regular, más o menos dos o tres veces a la semana.

Para concluir, es importante aclarar que la salud de las rodillas y demás articulaciones no depende solo de este tipo de preparaciones alimenticias. Es primordial llevar una dieta balanceada, sin excesos de azúcares refinadas, grasas y procesados.

Del mismo modo, para prevenir el deterioro de los tendones y ligamentos se debe evitar los sobre-esfuerzos físicos o movimientos indebidos.