No duermas con tus mascotas, no arriesgues tu vida, este es el por qué - Ignis Natura

No duermas con tus mascotas, no arriesgues tu vida, este es el por qué

El ser más importante de la tierra...
El ser más importante de la tierra tomando agua 💦 🐝

¿Qué tan cercana es la interacción entre tú y tu mascota? ¿Le das besos y duermen en la misma cama?. Esta relación cercana entre ambos es motivo de debate entre los especialistas, pues la humanización de la relación entre personas con sus perros o gatos puede ser tanto saludable como peligrosa para su bienestar.

Enfermedades que transmiten las mascotas

Existen unas 250 enfermedades zoonóticas, de las cuales más de 100 derivan de la interacción entre personas y animales domésticos.

Hay riesgos al dormir con tu perro y también podrían darse algunas consecuencias que no son positivas. Algunas de las desventajas son:

Puede ser antihigiénico: las mascotas comúnmente juegan en el pasto y en la tierra. En este tipo de salidas pueden jugar con miles de cosas que nunca sabrás; animales muertos, otros perros menos aseados y adquirir garrapatas, pulgas o traer pequeñas cantidades de excremento dentro de la casa. Mediante estos organismos podrías adquirir una variedad de enfermedades peligrosas para tu salud.

Distintos horarios de sueños: A menos que tengas un sueño pesado, dormir juntos puede ser un problema, ya que las mascotas en ocasiones pueden ser muy activas en la noche, sobre todo los gatos. Tu sueño puede ser interrumpido por el despertador repentino de tu mascota.

Es una costumbre difícil de erradicar: Si decides cambiar este hábito en tu mascota por la llegada de otra persona, podría resultar ser difícil. Acostumbrarlos luego a que duerman en su propia cama puede ser una lucha, ya que rasguñará tu puerta y ladrará hasta que lo dejes dormir contigo.

Posibles enfermedades por dormir con perros

Como hemos comentado, dormir con tu mascota representa un riesgo de contraer enfermedades por factores externos que puede atraer, como pulgas o garrapatas, o por condiciones genéticas propias de la mascota, como el pelo. Algunas de estas enfermedades son:

Alergias: Muchas personas son propensas a las alergias, por lo que compartir la cama con la mascota puede agudizar la situación. Nuestras mascotas suelen dejar mucho pelo, por lo que en caso de sufrir alguna alergia, no podrás descansar plácidamente.

Anquilosotoma: es una enfermedad infecciosa transmitida por un gusano que se aloja en el intestino delgado tanto de tu perro, como de los humanos y otros animales.

Enfermedades respiratorias: nuestros perros pueden alojar hongos, polvo y otras partículas que pueden afectar los pulmones, causando enfermedades respiratorias como el asma y otras más.

Parásitos intestinales: podríamos adquirir parásitos intestinales a través de nuestro perro, lo cual afectaría la salud humana, en especial la de los niños.

Riesgos para tu perro de dormir contigo

Los riesgos al dormir juntos no son solo para los humanos. Sucede que nuestros peludos también pueden ser afectados en su salud.

Resulta que tu perro puede volverse agresivo, ansioso, inseguro y hasta depresivo. Esto se debe a que ellos necesitan tener la tranquilidad y seguridad que les brinda sentir a un líder de la manada, que en este caso difícilmente lo serás tú mientras duermas en la cama con él.

Pon en una balanza las ventajas y desventajas de este hábito y decide qué es lo mejor tanto para ti como para tu mascota.