No mendigues ni atención ni amor ni tiempo, si alguien no te dio valor | Ignis Natura
Espiritualidad

No mendigues ni atención ni amor ni tiempo, si alguien no te dio valor

 

A lo largo de la vida una persona puede llegar a aferrarse a otros individuos incluso si estos no le brindan tiempo, atención, amor o si quiera valor.

Esto ocurre debido a la necesidad humana de estar en contacto con otras personas. Por lo que a veces es inevitable mendigar amor y atención de quien no la brinda por naturaleza.

El deseo de interactuar y recibir la atención de otros individuos, en ocasiones causa una necesidad e interés en conservar los lazos con un gran número de personas. Hasta el punto de sostener una relación de “amistad” unilateral, donde solo uno de los involucrados se muestra interesado en proteger dicho vínculo.

Aunque esta situación representa un escenario a evitar para la mayoría de las personas. Ciertos individuos logran sentirse seguros, protegidos y con confianza únicamente al establecer lazos con cualquier persona cercana a sí.

No busques en otros el amor y la atención que no te brindas a ti mismo

El simple acto de anhelar y aferrarse a las personas de tu alrededor, es un claro indicio del poco amor, valoración e importancia que te brindas a ti como individuo. Al necesitar de la atención, cariño y tiempo de otros para poder sentirte a gusto con quien eres, cómo eres y lo que haces.

Mendigando a otras personas cualquier muestra de afecto y amor con el objetivo de sentirte amado y apreciado por tu entorno. Incluso cuando en la realidad, se trata de individuos que no te dedican tiempo ni atención de forma natural y sincera, y solo lo hacen cuando se lo pides.

Una clara señal que evidencia la falta de interés y atención que dichas personas tienen sobre las cosas que relacionadas contigo. Lo cual con el paso del tiempo, solo representa un daño para tu autoestima, confianza y destruye absolutamente cualquier rastro de amor propio.

Para superar este anhelo de atención de quienes te rodean, es necesario comenzar por ser consciente de quien eres y aceptarte tal como eres. Cosecha lentamente el amor propio y deja ir a quien no muestra interés en ti.

Con el tiempo no solo lograrás convertirte en la mejor versión de ti mismo, sino que también atraerás a las personas correctas a tu vida. Quienes sin necesidad de mendigar, te brindarán su amor, atención, respecto compañía y cariño por el simple hecho de disfrutar estar a tu lado.