La medicina natural ¿Cuerpo y mente libre de enfermedades?

La medicina natural ¿Cuerpo y mente libre de enfermedades?

La medicina natural acompaña al hombre desde el principio de los tiempos y, a pesar de tantos descubrimientos y avances tecnológicos, sigue ayudando a millones de personas en todo el mundo. Mucha gente moderna lo toma con pinzas, pero no se puede negar la eficacia cuando se logra estar libre de enfermedades gracias a la medicina natural. 

En muchos casos, no solo es un gran complemento al tratamiento convencional, sino que muchas veces también es un método alternativo que permite una recuperación completa. Sin duda, vale la pena volver a interesarse por la medicina natural para ayudar a su cuerpo y finalmente deshacerse de muchas dolencias de salud.

La medicina natural

Muchos se refieren a la medicina natural como medicina alternativa. Estos son tratamientos que solo utilizan ingredientes naturales y técnicas de curación holística. Aunque muchos métodos y prácticas de la medicina natural aún no han sido confirmados por la investigación científica, su notable eficacia habla por sí sola. 

La ventaja innegable de la medicina natural es que se centra en las causas fundamentales del problema y no en los síntomas de una enfermedad determinada. Cabe recordar que no es un fármaco en concreto que nos falte en el organismo para poder disfrutar de la salud. 

Algún factor nos hizo luchar con dolencias de salud menores o mayores, y solo la eliminación de esta causa puede garantizar nuestra recuperación y recuperar la homeostasis alterada. El alcance de la medicina natural es extremadamente amplio. Alcanza las prácticas que se han utilizado durante siglos, así como las desarrolladas en los tiempos modernos.

El tratamiento basado en la medicina natural cubre tanto el cuerpo como el alma. La dieta, la medicina herbal, los suplementos dietéticos naturales y los cosméticos, así como las terapias manuales son importantes. 

No solo es importante el tratamiento, sino, sobre todo, la prevención y prevención del desarrollo de enfermedades. Muchos métodos se utilizan en la medicina natural, y los más populares son la acupuntura, la acupresión, la apiterapia, la homeopatía, la iridología, la colonoterapia, la litoterapia, la ortopatía y la radiestesia.

Homeopatía

En medicina natural, uno de los métodos de tratamiento es el uso de la homeopatía, es decir, hierbas y muchos otros ingredientes de origen natural. Los medicamentos homeopáticos están ganando cada vez más reconocimiento y también puedes conseguirlos en las farmacias. 

Los remedios homeopáticos actúan tanto sobre la causa de la enfermedad como sobre sus síntomas. Hay medicamentos disponibles tanto a base de hierbas (principalmente tinturas y macerados obtenidos de plantas) como animales (por ejemplo, veneno) y minerales (por ejemplo, compuestos de azufre). 

La homeopatía demuestra ser extremadamente útil en el caso de ataques cardíacos, fracturas óseas, migrañas, enfermedades de la piel, sinusitis / apendicitis / enfermedades urinarias, enfermedades de los órganos locomotores y enfermedades respiratorias.

Medicina herbaria

El poder benéfico de las hierbas ya ha sido probado cientos, si no miles, de veces. La fitoterapia es una variedad de la medicina natural, es decir, una de las ramas de la medicina alternativa. La fitoterapia utiliza las propiedades curativas de las plantas en forma de hierbas en polvo, infusiones, compresas, macerados o enjuagues. 

Ya en la antigüedad se apreciaba el extraordinario poder de las hierbas, e Hipócrates llegó a describir los efectos de más de trescientas medicinas de origen natural. A su vez, Dioscórides describió la acción de seiscientas yerbas que todavía se utilizan en la actualidad.

Dietética y suplementación

Lo que comemos tiene un gran impacto en nuestra salud. Una dieta mal balanceada es una vía sencilla para la formación de deficiencias nutricionales y el desarrollo de diversas enfermedades. 

Añadiendo a la dieta los productos adecuados, excluyendo o reduciendo la oferta de otros, es posible notar una marcada mejoría en la salud. Es muy importante centrarse en las necesidades individuales de una persona concreta, porque el cuerpo de cada uno de nosotros es diferente, como bien sabe la medicina natural. 

Con la ayuda de la dieta y los suplementos, es posible fortalecer y nutrir el cuerpo y eliminar patógenos, limpiarlo y deshacerse de kilogramos innecesarios. 

El nutricionista resulta útil en diversas dolencias del sistema digestivo, sistema inmunitario debilitado, problemas de la piel, enfermedades autoinmunes, intolerancias alimentarias y alergias, fatiga, sobrepeso y falta de apetito.

La medicina natural: Acupuntura

Ya en miles de años antes de Cristo, la acupuntura se usaba para tratar dolencias y diversas dolencias de salud. Al principio, usaban piezas puntiagudas de roca, luego agujas de hueso o bambú, y luego agujas de oro y plata. Actualmente, la acupuntura consiste en pinchar lugares específicos del cuerpo con agujas de metal para mejorar el flujo de energía y fortalecer la vitalidad.

Toda nuestra piel está muy inervada, y clavar agujas en meridianos específicos estimula órganos específicos. Con la ayuda de la acupuntura, es posible restaurar la homeostasis, fortalecer el sistema inmunológico, estimular el sistema circulatorio, reducir el dolor e incluso regenerar tejidos.

Bioenergoterapia

Uno de los métodos naturales de tratamiento es la bioenergoterapia, que tiene muchos seguidores y al mismo tiempo genera mucha controversia. Sin embargo, no es magia ni milagro. Un bioenergoterapeuta calificado afecta al paciente con su energía biológica. 

Es muy importante que el bioenergoterapeuta no cure enfermedades, ni se centre en dolencias concretas, sino en el propio paciente y los bloqueos/estancamiento energético resultantes. 

El sistema de energía se crea con la ayuda de los meridianos y los siete chakras. Cada uno de nosotros también tiene su propia aura, que consta de tres capas. Sobre la base del aura de una persona, es posible determinar cuáles son sus predisposiciones a enfermedades específicas y es posible detectarlas en una etapa temprana. Esto se debe a que antes de que ocurra la incomodidad física.

Iridología

La iridología se centra en la valoración del iris del ojo, y como sabes, los ojos son un espejo de nuestra alma. Resulta que también puedes leerlos sobre nuestra salud y predisposición a ciertas enfermedades. 

La superficie del iris de cada uno de nosotros tiene áreas que manifiestan la condición de los órganos individuales de nuestro cuerpo, tanto externos como internos. La finalidad del examen iridológico es la clasificación estructural (se distinguen cuatro tipos de estructuras) que permitan un diagnóstico correcto. 

La pupila y los vasos de la esclerótica también juegan un papel. Los cambios en los ojos en forma de manchas, sombras, líneas o decoloración pueden indicar enfermedades específicas y se denominan signos iridológicos (órgano y no órgano).

La medicina natural: Acupresión y Medicina China

La acupresión no es lo mismo que la acupuntura. Se basa en la presión adecuada en puntos específicos del cuerpo. En la acupresión, se afecta al paciente con un toque, que puede ser un roce suave, una caricia, una presión o un golpeteo. Dependiendo del efecto deseado, se utiliza el método estimulante o inhibidor. 

Según la medicina china, en nuestro cuerpo fluyen dos tipos de energía, Yin y Yang. En caso de perturbaciones en este flujo, comienzan a desarrollarse procesos patológicos. Al aplicar presión en puntos específicos del cuerpo, es posible desbloquear el flujo de energía a los órganos individuales. Cada punto corresponde a un órgano interno específico.

Quiropráctica

En el caso de enfermedades y dolencias de la columna, la quiropráctica resulta de gran ayuda. La quiropráctica es una terapia manual que permite restaurar la movilidad en articulaciones y ligamentos y reducir el dolor.

Esta terapia tiene un efecto beneficioso en todo el cuerpo y puede usarse independientemente de la edad del paciente.

Hirudoterapia

Muchas personas ciertamente se estremecerían de disgusto y, al mismo tiempo, de miedo ante la imagen de una sanguijuela clavada en la piel, pero existe un método de tratamiento basado en el uso de sanguijuelas medicinales: la hirudoterapia. 

Una sustancia extremadamente valiosa en la saliva de las sanguijuelas es la hirudina, que dilata los vasos sanguíneos, que ya se usaba en la antigüedad para tratar muchas enfermedades. Adjuntar sanguijuelas resulta ser un método extremadamente efectivo que mejora el funcionamiento del sistema circulatorio. 

Este método es de gran ayuda en flebitis, alergias, úlceras, dolores de cabeza, reumatismo, enfermedades pulmonares y bronquiales, hematomas, hemorroides, enfermedades de la columna, celulitis, depresión, impotencia, ciática, varices, aterosclerosis, heridas de difícil cicatrización, coágulos sanguíneos, hipertensión. he hipotensión.

La medicina natural: Autocuración

Muchos de nosotros ni siquiera nos damos cuenta de cuánto poder curativo pueden tener nuestras propias manos. Aplicarlos a un lugar enfermo es una de las formas caseras de tratar los problemas de salud y conseguir estar libre de enfermedad gracias a la medicina natural.